Mejora funcional a través de la interdisciplinariedad. Unidad de Ortogeriatría

Hace unas semanas, el Gobierno de Navarra nos reconoció con el Premio ‘Navarra’ de Atención a la Dependencia por la labor de nuestra Unidad de Ortogeriatría en el tratamiento de pacientes con fractura de cadera, “encaminada a alcanzar una mejoría funcional y la readaptación a la vida diaria mediante la rehabilitación, la prevención de nuevas caídas y sus sistemas de innovación en el envejecimiento”.

Este galardón, del que evidentemente nos sentimos orgullosos, nos da pie a generar una serie de posts, en los que intentaremos transmitiros nuestras conclusiones y aprendizaje a lo largo del tiempo.   

Es en el año 2010, en colaboración con el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco, cuando ponemos en marcha la Unidad de Ortogeriatría en el hospital Bermingham de Matia Fundazioa. El reto, recuperar la marcha y pérdida de autonomía consecuente a la fractura de cadera.

La Unidad, que en estos dos años ha atendido a más de 500 personas de una edad media que supera los 80 años, recibe a pacientes de 2 hospitales de agudos de la zona, con un protocolo de derivación a los 4 días post cirugía. Los pacientes atendidos tienen una situación clínica que no requiere intervención de hospital de agudos, un índice de Barthel al alta en agudos inferior a 60 y Barthel previo superior a 30.

A partir de su ingreso, comenzamos con la aplicación de nuestro modelo asistencial, basado en la integralidad y la interdisciplinariedad a través de:

  • Una valoración geriátrica con planteamiento de objetivos asistenciales y desarrollo de un plan de atención individualizado.
  • Un modelo de atención e intervención planteado y ejecutado por un equipo interdisciplinar (médico geriatra, enfermera, auxiliar, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional y trabajadora social)
  • Un tratamiento de recuperación funcional basado en intervención fisioterapéutica para recuperar autonomía de la marcha y terapia ocupacional apoyada orientado a la recuperación de autonomía en otras actividades básicas de vida diaria como el aseo o el vestido.
  • Una orientación sobre modificaciones en el domicilio o utilización de ayudas técnicas que puedan  aumentar la autonomía y seguridad del paciente, contemplando además la continuidad al alta y seguimiento a los 6 meses.

Como resultado relevante, la Unidad ha contribuido a incrementar significativamente la mejora funcional y la adaptación de las personas atendidas, además de disminuir la dependencia evitable posibilitando una menor institucionalización con el consiguiente beneficio personal y eficiencia en el coste sociosanitario.

A partir de ahora, comienza una nueva fase. Nos planteamos un nuevo reto para hacer frente a la evidencia que refleja que entre un 5% y un 15% de los pacientes presentan segundas fracturas de cadera. La innovación recae en que, además de estar orientados a la recuperación funcional, queremos y debemos influir también en la modificación de factores que favorecen la caída.

El objetivo de los próximos posts, será manteneros informados de los avances de la Unidad y de nuestro Modelo Asistencial. Lo haremos en clave de mejora y utilidad profesional. Mientras los vamos preparando, no dudéis en hacernos llegar vuestros comentarios, preguntas o propuestas. Solo así, seguiremos juntos Avanzando por Bienestar Mayor.

Marta Álvarez de Arcaya

Directora Médica

Hospital Bermingham

2 comentarios

  1. Eduardo Levingston

    Los felicito por su iniciativa de incorporar un Programa de prevención de caídas como un plus al del trabajo en un una rehabilitación funcional precoz con un enfoque interdisciplinario. Será interesante conocer los resultados antes y después de la creación de esta Unidad para demostrar lo que el sentido común médico hace parecer una excelente estrategia . Saludos dr. Eduardo Levingston

    • matia

      Gracias Eduardo, estamos muy contentos de cómo se está desarrollando el programa de prevención de refracturas de cadera pero todavía es pronto para publicar resultados. No obstante estamos en ello y cuando tengamos los compartiremos con todas las personas interesadas. Aprovecho la ocasión para compartir contigo el Curso de Verano de la UPV “Envejecimiento activo y calidad de vida” que organiza Matia Fundazioa y que se llevará a cabo en Donostia los días 2,3 y 4 de setiembre. En él hay una mesa dedicada íntegramente a “Experiencias prácticas en prevención de fragilidad y caídas” en la que se muestran las mejores prácticas en la materia.
      Un abrazo
      Maria Francesca Cerdó
      Responsable de calidad de Matia Fundazioa

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *