InicioBlogMultimorbilidad en Personas Mayores y uso racional de medicamentos

Multimorbilidad en Personas Mayores y uso racional de medicamentos

17 Junio 2016

Recientemente en abril del 2016 resaltan desde la agencia NICE en su programa eyes on evidence, un trabajo realizado por la doctora Mary Tinneti sobre la eficacia de ciertos medicamentos en reducir la mortalidad en pacientes con multimorbilidad.

La multimorbilidad se define como la presencia de una enfermedad crónica, junto a otra que puede ser aguda o crónica, aunque en la práctica se considera a aquellos pacientes con más de dos enfermedades crónicas. Los ensayos clínicos que permiten evaluar la eficacia de los diferentes medicamentos, se realizan sobre enfermedades específicas, excluyendo frecuentemente a aquellos pacientes con comorbilidades y a los ancianos, por lo que a la hora de implementar las guías de práctica clínica en pacientes con múltiples patologías es complicado equilibrar los beneficios y riesgos de las intervenciones.

Foto Flickr: CPGXK

Foto Flickr: CPGXK

Recogiendo datos sobre una muestra de 8.578 pacientes de la base de datos americana del Medicare, en mayores de 65 años, analizan aquellos que cumplan más de dos patologías de las siguientes (fibrilación auricular, cardiopatía isquémica, enfermedad renal crónica, insuficiencia cardíaca, diabetes mellitus, dislipemia, hipertensión, enfermedad tromboembolica, depresión) y el grado de adherencia a las guías de práctica clínica de 9 medicamentos (betabloqueantes, warfarina, bloqueantes sistema renina angiotensina, calcioantagonistas, clopidogrel, metformina, ISRS, ISRSNA, tiazidas).

La warfarina, betabloqueantes, calcioantagonistas, IECA, estatinas y tiazidas reducen la mortalidad en aquellos pacientes con multimorbilidad, sin embargo el clopidogrel, metformina, ISRS, ISRSNA no disminuyen la misma.

Lo interesante de los datos es que se asemejan más a la práctica diaria, por lo que la validez externa de los mismos debe tenerse en cuenta, así como el elevado tamaño muestral, sin embargo no aporta información sobre el tiempo de duración, dosis o adherencia al tratamiento. Así mismo no se han calculado medidas de calidad de vida o de morbilidad en pacientes con metformina o antidepresivos, que pueden ser igual de importantes que la mortalidad. Del mismo modo se echa en falta medidas cognitivas, funcionales o de fragilidad, para evaluar mejor la repercusión de las medidas en diferentes poblaciones.

La revisión estructurada de los medicamentos, tras una adecuada valoración geriátrica integral, clasificando al paciente y determinando los objetivos asistenciales, tiene que ser capaz de evaluar si persiste la indicación de un determinado medicamento, los posibles beneficios y riesgos, interacciones e idoneidad posológica. La información obtenida de este estudio indica la priorización de los diferentes medicamentos a la hora de realizar una deprescripción, centrando los objetivos en resultados hacía el paciente de forma integral y no sólo en variables subrogadas.

*Tinetty M, McAvay G, Trentalange M, et al. Association between guideline recommended drugs and death in older adults with multiple chronic conditions: population based cohort study. BMJ 2015;351:h4984 | doi: 10 .113 6/bmj.h4984.RESEARCH

Javier Alaba
Médico Matia Fundazioa