Programas intergeneracionales. De la experiencia a la evidencia.

Coincidiendo con la celebración, este 29 de abril, del Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional, en esta entrada analizamos brevemente los veintiún años de participación de Matia en programas de carácter intergeneracional, así como los retos que nos planteamos cara a futuro.

En líneas generales, los programas intergeneracionales reúnen a personas mayores y jóvenes, inspirados en la idea de que cada generación tiene algo que ofrecer a la otra. Se trata, por tanto, de espacios de encuentro que rompen con la segregación etaria habitual de nuestra sociedad, y en los que las diferencias de edad se vuelven un aliciente y una fuente de conexión generacional que ayuda a brindar un propósito en la vida.

Nuestra primera experiencia arranca en 1997. Ese año desde la Ikastola Axular Lizeoa nos trasladan su interés de poner en marcha un programa solidario a través del cual, alumnos de 16-17 años harían voluntariado en nuestro centro Bermingham. Tal y como nos comentan desde este centro de enseñanza, la actividad tendría como fin promover la comunicación intergeneracional y la sensibilización de los jóvenes en problemas sociales, además de crear alternativas de ocio significativas, que ayudarían a los alumnos desarrollar su personalidad y valores. Como os imaginaréis la idea fue bien acogida y en poco tiempo teníamos a nuestro primer grupo de estudiantes compartiendo algunas horas semanales con personas mayores de este centro. Tras Bermingham se incorporaría Rezola, y comprobado el éxito de la experiencia, el resto de centros han ido contactando de forma paulatina con colegios cercanos para disfrutar de proyectos similares.

A día de hoy, en Matia contamos con cerca de 800 niños y jóvenes de diecinueve escuelas* que participan cada año como voluntarios en programas de esta naturaleza. Los objetivos que se pretenden en estos programas son diversos, y dependen sobre todo de la edad de los niños que acuden a los centros. En general, con los más pequeños trabajamos aspectos como la transmisión oral de conocimientos sobre juegos, historia de la zona o formas de vida… Se trata de sacar temas agradables de conversación y generar espacios de complicidad y encuentro entre las personas mayores y los más pequeños.

En el caso de los alumnos mayores los programas cobran mayor intensidad, con grupos más reducidos y un acompañamiento más individualizado, buscando el desarrollo de actividades significativas y potenciando la transmisión mutua de conocimientos y habilidades. En este último grupo estaría Ane, alumna de Axular Lizeoa, que en su aparición en el documental “Zure Etxea: Matia Zaleak” reflexiona y comparte su experiencia como voluntaria acompañando a Paco:

“Para que cambie nuestra mirada sobre las personas mayores necesitamos conocerles. A veces puede parecernos que son extraterrestres, porque nos sacan mucha diferencia de edad, pero no es así. Es bonito encontrarse en diferentes ciclos de la vida, porque puedes aprender mucho.”

Año tras año, el interés de los colegios por sumarse a programas intergeneracionales va en aumento. Entre los motivos de este creciente interés, los beneficios que parecen brindar a niños y adolescentes. Esta valoración positiva es compartida por los centros de Matia, que lo consideran una experiencia muy enriquecedora, en la que muchas de las personas que viven en esta casa disfrutan del contacto con los niños.

Pero… ¿sabemos con exactitud cuáles son los efectos y beneficios que tiene esta experiencia en los participantes? ¿Qué tipo de personas se benefician y cómo lo hacen? ¿Prefieren la relación con niños más pequeños o más mayores? ¿Es más beneficiosa una u otra? Todas estas y muchas otras preguntas están sin responder, y por ello, desde Matia Instituto queremos desarrollar investigación en este campo, y poder evidenciar lo que la experiencia nos está mostrando: que tanto los niños como las personas mayores se benefician de esta interacción y de estos espacios en los que pueden compartir sus vidas.

* El listado completo de centros escolares que han colaborado en 2018 con Matia es el siguiente: Jesusen Bihotza, San Millan Eskola, Pedro Mª Otaño, Colegio San Ignacio-Jesuitas San Sebastián, Intxaurrondo Ikastola, Larramendi Ikastetxea, English School, Axular Lizeoa, Gainzuri Eskola, La Salle Zumarraga Ikastetxea, Urretxu Zumarraga Ikastola, Jakintza Eskola, Santa Teresa Ikastetxea, Ekintza, Deusto, Haurtzaro Ikastola, Orixe Eskola, Hazi&Hezi y Maria eta Jose Ikastetxea.

 

Autoras: Cristina Buiza, investigadora en Matia Instituto, y Ainhoa Arrillaga, dinamizadora de MatiaZaleak


Belaunaldi arteko programak. Esperientziatik ebidentziara

Apirilaren 29 Belaunaldien arteko Solidaritatearen Europear Eguna izanik eta ospakizunarekin bat eginez, sarrera honetan Matiaren 21.urteurrena belaunaldi arteko programetan aztertzen dugu eta era berean, etorkizunera begira ditugun erronkak.

Oro har, belaunaldi arteko programek adineko pertsonak eta gazteak edo/eta haurrak elkartzen dituzte, belaunaldi orok besteari zeozer eskeintzeko duen ideian oinarriturik. Beraz, gure gizartean ohikoa den adinarengatik egindako bereizketak ekiditeko asmoz elkarbanatzeko espazioak sortzean datza. Eta gainera, espazio hauetan adinaren ezberdintasunak interesgarriak bihurtzen dira belaunaldien gerturatze eta konexioan.

Gure lehen esperientzia 1997an hasi zen. Urte horretan Axular Lizeoak Programa solidario bat martxan jartzeko asmoa helarazten digu, zeinetan 16-17 urteko gazteak gure Bermingham zentroan boluntariotza egingo zuten. Azaltzen ziguten bezela, helburuak belaunaldien arteko komunikazioa sustatzea eta gazteen artean gizarteko arazo eta errealitatearen inguruko sensibilizazioa lortzea izango lirateke. Honen bitartez baita ere gazteen artean aisialdirako aukera probetxugarriak sortzea zen, ikasleei pertsonalitate eta baloreen eraikuntzan laguntzen dietenak. Pentsatu dezakezuen bezala, ideia ondo hartua izan zen eta denbora gutxian ikasleen lehen taldea gure artean genuen astero ordu batzuk elkarbanatzen adineko pertsonekin Berminghamen. Bermingham zentroaren ondoren, Rezola zentroa ere sartu zen programa honetan, eta onurak eta arrakasta ikusiaz, Matiako gainontzeko zentroak ere pixkanaka inguruko ikastetxeekin harremanetan jartzen hasi ziren antzeko programetaz disfrutatzeko.

Gaur egun Matia Fundaziora urtero 19 ikastetxe ezberdinetako* 800 haur eta gazte inguru gerturatzen dira horrelako programetan partehartzera boluntarioki. Helburuak ezberdinak dira eta batez ere partehartzen duten haurren adinaren araberakoak. Orokorrean, txikienekin ezagutzaren ahozko transmisioa lantzen dugu, jolasak, gertuko historia, bizimoduak… Elkarrizketarako gai erakargarriak sortzean datza konplizitate eta elkarteratze espazioak sortuaz adinekoak eta adin txikikoen artean.

Adin gehiago duten gazteen kasuan programak indar gehiago hartzen du, talde txikiagoak eta banakako akonpainamendua sendotuz, esanguratsuak diren ekintzak eginez eta elkarrekiko ezagutza eta gaitasunen transmisioa sustatuaz. Programa mota honetan dago Ane, Axular Lizeoko ikaslea, nork hausnarketa egiten duen eta gurekin elkarbanatzen duen bere esperientzia boluntaria gisa Pacori laguntzen “Zure Etxea: MatiaZaleak” dokumentalean:

“Adineko pertsonekiko gure begirada aldatzeko, beharrezkoa da elkar ezagutzea. Batzuetan iruditzen zaigu extralurtarrak direla, adin ezberdintasun handia dagoelako, baina ez da horrela. Polita da bizitzaren ziklo ezberdinetan elkar ezagutzea, asko ikas dezakezu eta.

Urtetik urtera ikastetxeen interesa handitzen doa horrelako programetan partehartzeko. Arrazoien artean haur eta gazteek izaten dituzten onurak daudela dirudi. Matiako zentroek balorazio hori elkarbanatzen dute, oso esperientzia aberasgarria delakoan, eta etxe honetan bizi direnek haurrekin kontaktuan disfrutatzen dutena kontutan izanda.

Baina… ba al dakigu zehazki zeintzuk diren esperientzia honen eragin eta onurak partehartzaileetan? Zein pertsonak eta nolako onurak dituzten? Haur txiki edo gazteekin izatea kontaktua nahiago dute? Zein da onuragarriagoa? Galdera hauek eta beste hainbeste erantzunik gabe daude, eta horregatik, Matia Institutotik arlo honetan ikerketa garatu nahi dugu eta esperientziak erakusten diguna agerian jarri ahal izan: bai haur eta bai adinekoak onurak dituztela elkarrekin espazio hauek eta beraien bizitzak elkarbanatu ahal izateagatik.

* Matia Fundazioarekin 2018an partehartu duten ikastetxeen lista osoa onako hau da: Jesusen Bihotza, San Millan Eskola, Pedro Mª Otaño, Colegio San Ignacio-Jesuitas San Sebastián, Intxaurrondo Ikastola, Larramendi Ikastetxea, English School, Axular Lizeoa, Gainzuri Eskola, La Salle Zumarraga Ikastetxea, Urretxu Zumarraga Ikastola, Jakintza Eskola, Santa Teresa Ikastetxea, Ekintza, Deusto, Haurtzaro Ikastola, Orixe Eskola, Hazi&Hezi y Maria eta Jose Ikastetxea.

 

Egileak: Cristina Buiza, Matia Institutoko ikerlaria, eta Ainhoa Arrillaga, MatiaZaleak dinamizatzailea

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *