InicioBlogCHOOSING WISELY o sobre como elegir sabia y prudentemente (parte 2)

CHOOSING WISELY o sobre como elegir sabia y prudentemente (parte 2)

Se han publicado este año en la web de la Sociedad Americana de Geriatría, la segunda entrega de recomendaciones dirigidas para los profesionales sanitarios y las familias, argumentando el peso de las evidencias que respaldan las mismas*.

1. No prescribir inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezilo, galantamina, rivastigmina) para demencia sin una valoración periódica de los beneficios cognitivos y posibles efectos secundarios digestivos.

Los clínicos, cuidadores y pacientes deben consensuar objetivos cognitivos, conductuales, funcionales y supervisarlos. Debe garantizarse aspectos educativos de la demencia, medidas dietéticas, promover ejercicio y un adecuado manejo conductual ambiental. Se sugiere revisar los efectos beneficiosos y riesgos a las 12 semanas.

2. No recomendar cribado de cáncer de colorectal, mama o prostáta sin considerar expectativa de vida y riesgos del test, sobrediagnósticos y sobretratamientos.

En cáncer de próstata se requieren 1055 cribados, con una NNT 37 para evitar una muerte en 11 años; en colorectal o mama se requieren 1000 pacientes de cribado para evitar una muerte en 10 años. En aquellos pacientes con expectativa de vida inferior a 10 años, se exponen a riesgos inmediatos con poco beneficio.

3. Evitar usar estimulantes del apetito o suplementos hipercalóricos para el tratamiento de la anorexia o caquexia en ancianos, debe optimizarse el soporte social, asistencia a una adecuada alimentación y definir objetivos y expectativas de los pacientes y sus cuidadores.

Los suplementos hipercalóricos y el acetato de megestrol incrementan el peso en ancianos, no hay evidencia que mejore resultados en calidad de vida, estado afectivo, funcional o supervivencia. El acetato de megestrol y la ciproheptadina como estimulantes del apetito, figuran como medicamentos no apropiados en los criterios de Beers 2012. La mirtazapina incrementa el peso y el apetito en pacientes en tratamiento para la depresión.

4. No prescribir medicación sin revisar previamente el tratamiento prescrito.

La polimedicación incrementa el riesgo de efectos secundarios y de prescripción inapropiada, facilitando problemas de adherencia, e incrementa el riesgo de caídas, deterioro funcional y cognitivo. La revisión del régimen terapéutico activa identifica medicamentos de alto riesgo, interacciones, fármacos inapropiados, así como la necesidad de terapias específicas. La revisión debe ser al menos anual, siendo un indicador de calidad de prescripción.

5. Evitar medidas de restricción física para el manejo de los síntomas conductuales en pacientes ancianos con delirium hospitalario.

El delirio dificulta el manejo terapéutico, las medidas de restricción tienen escasa evidencia de efectividad, con riesgo de generar lesiones y mortalidad, incrementando la agitación. Hay alternativas efectivas para prevenir y tratarlo identificando causas que generan disconfort, mediante modificaciones ambientales, a través de un equipo interdisciplinar y con el apoyo familiar.

http://www.americangeriatrics.org/health_care_professionals/clinical_practice/clinical_guidelines_recommendations/choosing_wisely2014

Choosing Wisely

“No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad. “

Gabriel García Márquez (1927-2014)

Autor

Médico de Matia Fundazioa