InicioBlogCumpliendo sueños

Cumpliendo sueños

Hará cosa de dos meses aproximadamente por Facebook me entere de un caso especial, una bebé catalán que tenía tres meses con una enfermedad rara que a su vez le provocaba más enfermedades.

No sé por qué pero el tema me dejo tocado desde que lo leí. Inmediatamente me puse en contacto mediante un mensaje a través de esta red social y poco a poco fui profundizando en el tema y enterándome mucho mejor del caso de Meritxell.

Para poder contribuir con la causa y poder recaudar fondos done una caja de mi libro. Esta acción alegro mucho a todo el mundo y la familia muy agradecida me decía que no sabían cómo agradecerme esto que había hecho.

“Tengo parálisis cerebral, Pero no estoy enfermo”

“Tengo parálisis cerebral, Pero no estoy enfermo”

Al tiempo alguien de la familia me comentó porque no iba el día de Sant Jordi a firmar libros”. A mí me parecía un plan estupendo pero les tuve que contestar que no podía, que era una persona con mucha dependencia y que no podía aventurarme ir sólo a Barcelona. La familia seguía insistiendo que querían conocerme, ellos me insistían “Té queremos conocer, ven a Barcelona”

Yo seguía dándole vueltas al tema porque me apetecía mucho ir a Barcelona y una mañana bajé a enfermería del centro en el que vivo (Centro Iza) y les expliqué toda la historia de la firma de libros. Una vez que les conté toda la historia, Lola, la enfermera referencial del centro me dijo: “¿Sabes que Matia tiene un servicio de asistentes personales y que te pueden ayudar a que vayas a Barcelona a firmar libros?”

Yo le dije “No sé nada” Ella me explico más en profundidad en qué consistía el servicio y enseguida me di cuenta que era mi oportunidad para poder ir a Barcelona y poder así hacer unas pequeñas vacaciones.

Hable con Ainhoa Arrillaga (DTS de Iza) y enseguida me puso en contacto con, Amaia Lete y Maider Otxoa, (responsables del servicio). Les conté mi caso, ellas analizaron mis necesidades y enseguida se pusieron en marcha para montarme el servicio. En base a mis necesidades y preferencias eligieron al Asistente Personal y……. ¡Ya puedo ir a Barcelona!

El tema más negativo fue cuando estábamos preparando el equipaje para el viaje. Me entró un poco el bajón de ver tal montaje. Yo antes viajaba con cuatro cosas y ahora al ver tanta caja con pañales, comida para la sonda, (que había que mandar por transporte urgente)…., verdaderamente fue un palo para mí. Pero lo más importante es que aunque fuera con compañía, estaba haciendo las cosas por mí mismo.

Y llego el día, salimos hacia Barcelona, conocí a Meritxell y pude hacer la firma de libros sin problema. En definitiva la experiencia ha sido muy buena, para repetir. Poder contar con una persona que te ayude a realizar las cosas que quieres en la vida es algo muy importante y con un servicio de Asistente Personal es posible

Para terminar os dejo unas anécdotas de estas que nos pasan cuando hacemos un viaje y que sin ellas seguro que no lo recordaríamos de igual manera

  • La habitación del hotel estaba bien, salvo el baño, al no tener silla de baño con ruedas no nos arriesgamos,  Marijo me lavaba en la cama y bien.
  • En una ocasión tenía ganas ir al baño, le dije a Marijo y empezamos a buscar bares con baño adaptado. Cómo nos estaba costando encontrar nos fijamos en una residencia de personas mayores que estaba por la zona y le dije a Marijo, “¿Marijo si preguntamos en la residencia si nos deja un momento el baño?” Preguntamos y fueron muy amables y nos dejaron pasar. Les dimos las gracias y de nuevo a disfrutar del paseo.
  • En otra ocasión íbamos por las ramblas de Barcelona, era la hora de comer, íbamos tres, Marijo, yo y la madre de Meritxell. Nos sentamos en un chiringuito  de las ramblas, pedimos una ensalada y una paella, dos Coca Colas, yo ya había comido. Terminamos de comer pedimos la cuenta, y Marijo se puso blanca, nos habían cobrado por dos Coca Colas 12 €.

Jose Manuel Mancisidor “Budy”

http://elblogdebudyelgolfo.blogspot.com.es/

Budy